Atención! La entrega se realiza los días Martes y Viernes en la isla de Ibiza.

Aceite de girasol ecológico de extracción exclusivamente mecánica que se realiza a baja temperatura, preservando de este modo la proporción de ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6), vitamina E, antioxidantes naturales y no necesita ningún aditivo.

Este aceite es obtenido de las pipas de girasol por procedimientos mecánicos (prensado en frío) sin más tratamientos que la decantación y el filtrado por lo que permite conservar sus cualidades nutricionales y organolépticas (olor, sabor, tacto,…), logrando un producto de máxima calidad nutricional.

Sin refinar, sin herbicidas, sin pesticidas, sin abonos químicos, sin transgénicos, sin colorantes ni conservantes. Con todas sus propiedades.

El aceite de girasol ecológico se extrae de las semillas de esta planta tan famosa por sus grandes flores de color amarillo y que “giran” según la dirección del sol. Al obtenerse mediante su prensado en frío y consumido en crudo podemos aprovechar sus nutrientes principales como, por ejemplo, la vitamina E y los ácidos grasos no saturados, esenciales para nuestro organismo.

Son cruciales para el control inmunológico y la coagulación sanguínea. Esto se debe a la cantidad de eicosanoides que tiene en su composición. Estos ácidos grasos esenciales están involucrados en el control del sistema inmunológico, el desarrollo celular y la coagulación sanguínea.

Los beneficios de consumir este aceite también pueden verse en la piel. Gracias a su composición de ácido linoleico este aceite ayuda a mantener la barrera natural de la piel. Además, investigaciones sobre el tema han descubierto que podría tener incluso un potencial antiinflamatorio. Además actúa como un excelente humectante porque permite a la dermis retener humedad. Este compuesto a su vez promueve la formación de elastina y de colágeno que reducen los efectos del paso del tiempo.

Por si fuera poco, parece que este ácido linoleico en el aceite de girasol lo hace efectivo también para proteger la piel contra bacterias y gérmenes. De hecho, un estudio realizado en Bangladesh sobre bebés prematuros encontró que la aplicación tópica de aceite de girasol redujo significativamente la mortalidad infantil causada por infecciones adquiridas en el hospital, como la sepsis.

El aceite de girasol podría ayudar a reducir los niveles de colesterol ya que contiene una gran cantidad de ácido oleico. Este, al parecer, podría tener un papel en reducir los niveles de colesterol. En concreto, una investigación llevada a cabo en 15 adultos sanos encontró que aquellos que consumieron una dieta rica en aceite de girasol alto en oleico durante 10 semanas tuvieron niveles significativamente más bajos de colesterol LDL (colesterol malo) y triglicéridos, en comparación con aquellos que consumieron una dieta que contenía una cantidad similar de grasas saturadas.

Los antioxidantes y las vitaminas del aceite de girasol hacen que presente un potencial antiinflamatorio. Aunque los resultados de las investigaciones no son concluyentes, sí que parece que podrían presentar este efecto. Podría ser beneficioso para la salud cardiovascular
Aunque los resultados no son concluyentes, la investigación al respecto apunta a que una dieta rica en aceite de girasol alto oleico produce un aumento de los niveles de colesterol bueno. Ello ha llevado a la Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos (FDA) a aprobar un reclamo de salud calificado para el aceite de girasol alto en oleico y productos con una composición de ácidos grasos similar.

Esto permite etiquetar el aceite de girasol alto oleico como un alimento que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón cuando se usa en lugar de grasas saturadas. Aún así, la evidencia que respalda los posibles beneficios para la salud del corazón del aceite de girasol no es concluyente. Parece que se necesita más investigación al respecto. En cualquier caso, parece que este producto podría tener beneficios para la salud especialmente cuando lo consumimos en crudo.

Compra Mínima 30€