Carpaccio de Remolachas Doradas

Ingredientes

  • 3 remolachas doradas medianas
  • 1 cebolla morada
  • 6/7 Olivas negras
  • 1 lima
  • Rúcula
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de manzana
  • Sal y azúcar

 

Tu Receta de Carpaccio de Remolacha Dorada con Cebollita Encurtida y Vinagreta de Lima

1º Paso

Precalienta el horno a 180ºC. Lava las remolachas y mézclalas con un poquito de aceite de oliva. Espolvorea con sal y cúbrelas con papel aluminio. A continuación, vamos a asar las remolachas hasta que estén tiernas, unos 50 minutos. Deja reposar las remolachas cubiertas a temperatura ambiente durante 20 minutos. Pela las remolachas aún calientes ya que, si se enfrían mucho te costará más. Una vez peladas, debes refrigerarlas para que cojan cuerpo y podamos manipularlas y hacerles el corte fino característico del Carpaccio.

Puedes aprovechar este tiempo de horneado para asar otros vegetales como patatas, boniatos, zanahorias y así ya los tienes asados y disponibles para otra receta, como una crema o un salteado; o incluso puedes asar mas remolachas y hacer un delicioso tartar otro día.

2º Paso

Para acompañar esta espectacular remolacha vamos a preparar un encurtido sencillo y sabroso. Cogeremos la cebolla morada y la cortaremos en juliana, cuanto mas fina mejor.  Introduciremos en un cuenco la cebolla cortada y la cubriremos con vinagre de manzana. Dejaremos reposar unos 15 minutos o el tiempo que empleemos en cortar la Remolacha dorada que ya tenemos asada.

3º Paso

Por último, vamos a preparar la vinagreta de Lima. Ahora que se acerca el calor, esta receta es perfecta, verás que vinagreta mas refrescante! Cogemos dos limas y las exprimimos en un vasito. A mí me gusta usar un tarro de cristal, porque al juntar los ingredientes, cerraremos el bote, lo agitaremos y así conseguiremos una emulsión cremosa mucho más apetecible.

Lo dicho, al jugo de las limas le añadiremos una o dos cucharadas de azúcar moreno y unas cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Dependiendo de lo ácida que te guste la vinagreta usa mas o menos azúcar. También puedes usar cualquier endulzante, como azúcar de coco, concentrado de manzana, miel… lo único que buscamos es bajar la acidez de la lima.

Una vez tengamos todos los líquidos en el bote, lo cerramos y agitamos hasta tener una emulsión super refrescante!

4º Paso

Ya lo tenemos todo listo!!! Ahora ya solo queda emplatar y dejarlo bien bonito. Verás que contraste de colores y qué apetecible!

Coge los cortes de remolacha dorada y disponlos sobre la base de un plato fino a modo de flor, como poniendo pétalos uno a continuación de otro. Cuando tengamos la base del plato cubierta podremos en el centro una pequeña cantidad de rúcula a modo de nido y sobre este nido repartiremos, de manera proporcional, nuestra cebollita encurtida. Repartiremos de forma aleatoria las olivas negras cortadas y tiraremos por encima, con cariño, nuestra vinagreta de lima. Por último, puedes disponer pequeñas ramitas de eneldo por tu plato y “voila”, tienes ante ti un plato que sorprenderá a tus invitados. Explosión de color, intensidad de olores y un sabor dulce y super refrescante!!!

 

Lo increíble de esta sencilla receta es que acepta infinidad de variables; puedes usar cualquier otra variedad de remolacha, la morada, la rayada o una mezcla de todas. Puedes sustituir la rúcula por canónigos, berros… e incluso puedes acompañarla con queso cremosos, con una bola de mozzarela o incluso el parmesano le queda genial. Y en cuanto al aliño, puedes buscar otros equilibrios mas dulces, o picantes o ácidos… la cocina es pura Alquimia, solo hay que perderle el miedo y jugar!!!

Que lo disfrutes y que lo compartas!!!

¡Aquí tienes todos los ingredientes!

4,95 
3,15 
2,65 
2,15 
1,40 
3,25 
6,40 
1,45 
3,10