OFERTA

Ver Receta

Ingredientes:

2 remolachas peladas y cortadas en trozos de 3 cm                                             1 zanahoria grande, cortada en trozos de 2,5 cm
3 chirivías, cortadas en trozos de 2 cm
1 boniato mediano, cortado en trozos de 2,5 cm
Aceite de oliva virgen extra, para rociar
1 cucharada de romero fresco picado
1 cucharada de hojas frescas de salvia picadas
1 cucharada de hojas frescas de tomillo
Sal marina y pimienta negra recién molida

Para la salvia crujiente y aceite de salvia:

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
10 hojas de salvia fresca

A Cocinar!

Paso 1:

Precalentar el horno a 220º y forrar dos bandejas para hornear con papel pergamino.
Coloca las remolachas y las zanahorias en una bandeja y las chirivías y el boniato  en la otra. Rocíe las verduras con aceite de oliva y espolvoréelas con romero, salvia, tomillo, una pizca de sal y pimienta. Mézclelas bien y repártalas uniformemente en las bandejas.

Paso 2:

Asar de 25 a 50 minutos, o hasta que estén tiernos y dorados por los bordes. La chirivía y el boniato se asarán durante menos tiempo. La remolacha y la zanahoria se asarán durante más tiempo.

Paso 3:

Prepare la salvia crujiente: Forrar un plato con papel de cocina. Calentar el aceite de oliva en una cacerola pequeña hasta que burbujee, añadir las hojas de salvia, remover y cocinar hasta que estén crujientes, aproximadamente 1 minuto. Retire las hojas del aceite y páselas al plato preparado para escurrirlas. Reservar el aceite para servir con las verduras.

Paso 4:

Saque las verduras del horno y mézclelas con 1 cucharada del aceite de salvia. Colocarlas en una fuente y cubrirlas con las hojas de salvia crujientes.

¿Quieres leer a pantalla completa?
Ir a la Receta!

Raíces asadas

Esta receta de tubérculos asados es tan deliciosa que querrás repetir. Las hierbas frescas y el aceite aromático de salvia aportan a las verduras un sabor rico y terroso.

16,25 
Selecciona la variante o cantidad de productos que desees:
Precio por Kilo.
-
+
1,80 
Precio por Kilo.
-
+
2,25 
Precio por Kilo.
-
+
2,85 
Precio por Kilo.
-
+
3,85 
Bandeja de 40 gramos aprox.
-
+
1,85 
Salvia
Salvia bandeja
Manojo de 40 gramos.
1,80 
Bandeja de 40 gramos aprox.
-
+
1,85 

Aquí tienes tu Receta!

Ingredientes:

2 remolachas peladas y cortadas en trozos de 3 cm                                             1 zanahoria grande, cortada en trozos de 2,5 cm
3 chirivías, cortadas en trozos de 2 cm
1 boniato mediano, cortado en trozos de 2,5 cm
Aceite de oliva virgen extra, para rociar
1 cucharada de romero fresco picado
1 cucharada de hojas frescas de salvia picadas
1 cucharada de hojas frescas de tomillo
Sal marina y pimienta negra recién molida

Para la salvia crujiente y aceite de salvia:

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
10 hojas de salvia fresca

A Cocinar!

Paso 1:

Precalentar el horno a 220º y forrar dos bandejas para hornear con papel pergamino.
Coloca las remolachas y las zanahorias en una bandeja y las chirivías y el boniato  en la otra. Rocíe las verduras con aceite de oliva y espolvoréelas con romero, salvia, tomillo, una pizca de sal y pimienta. Mézclelas bien y repártalas uniformemente en las bandejas.

Paso 2:

Asar de 25 a 50 minutos, o hasta que estén tiernos y dorados por los bordes. La chirivía y el boniato se asarán durante menos tiempo. La remolacha y la zanahoria se asarán durante más tiempo.

Paso 3:

Prepare la salvia crujiente: Forrar un plato con papel de cocina. Calentar el aceite de oliva en una cacerola pequeña hasta que burbujee, añadir las hojas de salvia, remover y cocinar hasta que estén crujientes, aproximadamente 1 minuto. Retire las hojas del aceite y páselas al plato preparado para escurrirlas. Reservar el aceite para servir con las verduras.

Paso 4:

Saque las verduras del horno y mézclelas con 1 cucharada del aceite de salvia. Colocarlas en una fuente y cubrirlas con las hojas de salvia crujientes.

¿Quieres leer a pantalla completa?
Ir a la Receta!
Compra Mínima 30€