Atención! La entrega se realiza los días Martes y Viernes en la isla de Ibiza.
OFERTA

Maíz cocido ecológico

Envase de 400 gr.

2,95 
Selecciona la variante o cantidad de productos que desees:
Tienda

El maíz cocido es de esos pocos vegetales que tras la cocción incrementa su contenido en antioxidantes. Muchas veces se piensa que cocinar un vegetal supone una pérdida de propiedades, pero no siempre es así. Y el maíz es un buen ejemplo de ello.

Pero antes de entrar en materia, vamos a hablar sobre el maíz cocido, y lo primero que haremos es situarlo en sus orígenes, ya que estamos ante un cereal milenario que ha servido y sirve de alimento tanto para personas como para animales desde tiempos inmemoriales.

El primer maíz podemos situarlo hace unos diez mil años, en la zona de México. El maíz de aquella época no tenía nada que ver con el maíz que conocemos a día de hoy, ya que estamos ante unos de los alimentos más modificados de la historia.

Cuando hablamos de maíz cocido como ingrediente de nuestras recetas, nos estamos refiriendo al cereal que podemos encontrar de forma habitual en forma de mazorca, siendo esta su presentación original, tal cual la naturaleza nos la presenta. Cocido previamente y listo para consumir.

El maíz cocido además es perfecto para consumir en cualquier época del año, así que no dudes en añadirlo a tu cesta de la compra, ya sea invierno, primavera o verano, dando un toque especial a tus platos lleno de antioxidantes y aportando además ese toque de dulzor que lo hace tan característico y especial.

El maíz cocido a nivel nutricional es un ingrediente más que aconsejable, antes de centrarnos en sus propiedades meramente antioxidantes vamos a detallar a grandes rasgos otras de las propiedades por las que creemos que debe ser unos de tus ingredientes preferidos en la cocina.

El maíz es un alimento ligero que a pesar de que podemos pensar que es calórico debido a su aporte dulce, no lo es como tal, podemos contar unas 100 calorías aproximadamente por cada 150 gramos de maíz dulce. Es un aliado en las dietas saludables ya que nos aporta numerosas vitaminas sobre todo las del grupo B, así como diferentes minerales, como el fósforo, el magnesio y el potasio. También contiene una gran cantidad de proteína y fibra, y no contiene gluten así que es perfecto para celíacos e intolerantes.

El maíz cocido apenas contiene grasa, así que es perfecto para darle a nuestros platos un toque de color y sabor sin aportar grasas, y es un ingrediente muy bajo en sal, por lo que nos ayudaría en el control de la presión arterial.

Varios estudios han demostrado que el maíz cocido, con respecto a otros cereales, es una gran fuente de antioxidantes. Como antes ya se ha comentado, la cocción del maíz dulce hace incrementar significativamente el contenido en compuestos bioactivos y capacidad antioxidante, y por lo tanto podemos afirmar que el maíz cocido presenta unas propiedades funcionales significativamente mayores que el maíz crudo. Esto es debido especialmente al incremento en ácido ferúlico, compuesto con importante acción antioxidante y presente en el maíz.

Además, el maíz es uno de los alimentos más ricos en luteína y zeaxantina, carotenoides responsables además del color amarillo que posee el maíz cocido. Al ser antioxidantes, que potencialmente protegen el cuerpo contra los efectos de los radicales libres nocivos para las células, la luteína y la zeaxantina han sido asociadas a la prevención de enfermedades, especialmente las enfermedades oculares relacionadas con la edad.

La presencia de antioxidantes en los alimentos, como en el caso del maíz cocido, es importante no solo porque activan las propiedades organolépticas naturales, sino porque al ser consumidos protegen de manera amplia y eficaz la salud del consumidor. De este modo lo explican desde la Fundación Española del Corazón.

Sus funciones están vinculadas al estrés oxidativo, un problema que se agrava con la edad, así como con según qué hábitos nocivos de vida, tabaquismo y contaminación entre ellos, y que influye notablemente en los tejidos y las células de nuestro organismo. De este modo, el consumo habitual de estos alimentos antioxidantes previene el desarrollo de enfermedades como pueden ser el infarto de miocardio, los procesos neurodegenerativos y de lo que hablamos hoy, del envejecimiento prematuro.

 

Compra Mínima 30€